La Supervisión en pisos, es un programa alternativo al Piso supervisado y se crea con la necesidad de no abandonar el proyecto de piso tan necesario para nuestros usuarios. Es un recurso que ofrece un servicio de entrenamiento a las personas con enfermedad mental crónica desde sus hogares, asegurando la cobertura de sus necesidades básicas, con la finalidad de potenciar la autonomía y mejorar su calidad de vida. Los técnicos implicados en el programa son, una Coordinadora y un Educador Social. Cada fin de mes se propone una reunión de equipo con todos los técnicos de la entidad con la finalidad de aportar y sumar al programa desde un punto de vista multidisciplinar. Entre las tareas que se desarrollan:

 

-      Visitas a domicilio (semanalmente, mediante calendario de visitas)

-      Acompañamientos, tanto a recursos como a gestiones documentales

-      Entrenamiento en Habilidades Sociales

-      Ejercicios prácticos del día a día para alcanzar la autonomía personal

 

 

Este programa se inicia con la evaluación de unos requisitos de manera individual y finaliza con la elaboración de un PIA (Programa Individual de Atención) en el que se marcan los objetivos con cada uno de los usuarios pertenecientes al programa.